logo_lleb_es_logos

EL ESCUADRÓN DE LA SUERTE

No tengo registro del momento en que me di cuenta, definitiva y fehacientemente, de su existencia… Claro que recuerdo, vívidamente, sus intervenciones. Las recuerdo en la infancia, cuando no hay concepto de finitud que valga y todo se paga con sonrisas y lágrimas…
Las recuerdo en la adolescencia, cuando la inmortalidad estaba al alcance de la mano. Y creía que mis repetidas escapadas de ciertos abismos, se debían a mi “buena fortuna” y a ciertas acciones de una “nobleza” más bien austera.
Descubrí entonces la que debería ser la virtud cardinal de toda persona: La rebeldía. Tarde o temprano, todos practican aunque sea un mínimo acto rebelde. Sin embargo, cuando la rebeldía es practicada por los invisibles, se vuelve heroica. Porque quien nada posee, en la rebeldía, ofrece lo único que tiene…a si mismo.
Unir mínimos destellos rebeldes en cada compendio histórico que encontraba, me dio la primera sospecha de su existencia. El hallazgo, físico y literal, del colosal “archivo” llegó después de encontrar pistas en cada texto sagrado, de cada una de las religiones conocidas…y de algunas otras olvidadas o prohibidas.
Uno, en un rapto de romántica estupidez, supone que los rebeldes integrantes de La Compañía son una especie de héroes…pero no. El asunto es otra cosa.
Sencillamente parece ser que estos tipos andan moldeando el caos a patadas, empecinados en demostrar que nada está escrito.
Por lo pronto, tengo aquí y ahora, unas fotos borrosas, un sello grabado en pergamino, la promesa de un encuentro y un conjunto de enigmáticas piezas musicales, regalo de un poeta que duerme a la sombra de los Alpes.
Debería contar que las fotos confirman sospechas, que el sello los vuelve carne y que del encuentro, probablemente, no regrese siendo el mismo.
Y debería avisar también, que tanto la lectura de estos textos, como la escucha de las piezas musicales citadas causan instantáneamente ora una fortuna deliciosa y colosal, ora una condena al peor de los abismos; y que todo se dirime en suertes. Como antes. Como siempre.
Como La Lotería En Babilonia

MATASIETE

Matasiete es una banda de Rock formada en 2008 por Gato Vallejos en la voz, Mariano Bongiorno en bajo, Gustavo Bravo en guitarra, Gonchi Palencia en batería, Pablo Granato en guitarra y Vanina Mastroberti, manager.

La banda tiene cuatro discos de estudio. Siempre estás en un lugar mejor (2008), Ego (2010), Snob (2012), La Lotería en Babilonia y el escuadrón de la suerte (2015). En 2009 participo en el disco homenaje a León Gieco guardado en la memoria incluyendo una versión de Sólo le pido a Dios con Andrés Giménez, ex ANIMAL y Chuky De Ipola, ex Los Piojos.

Del mismo modo en 2011 participa de una reedición de Al flaco dale gracias. Disco homenaje a Luis A. Spinetta. En esta ocación versionando El anillo del capitán Beto. En 2013, publica su primer DVD en vivo grabado en La trastienda en diciembre de 2012.

La banda que en poco tiempo lleva realizados cientos de conciertos en 16 provincias de la Argentina se encuentra en plena presentación de su último disco por todo el país.

En Matasiete tocan, respectivamente y entre otras cosas: 

Gabriel Vallejos, voz
Mariano Bongiorno, bajo
Gustavo Bravo, guitarra
Gonchi Palencia, batería
Pablo Granato, guitarra

Vanina Mastroberti, manager
Ariel Cataldo, productor